Compartir

Según Mining Technology, los Estados Unidos Mexicanos lideran la lista de países con las mayores reservas de dicho mineral al contar con un depósito —ubicado en Bacadéhuachi, Sonora— de 243,8 millones de toneladas de reservas probadas y probables

Sputnik

Después de que en 2019 se encontrara una de las reservas de litio más grandes del mundo en México, el país se dirige a competir en la carrera de una de las industrias más codiciadas del momento.

El litio es uno de los minerales más requeridos en el mundo por su importancia en la fabricación de baterías recargables y autos eléctricos. En la última década, la demanda de este mineral aumentó a la par del uso de dispositivos electrónicos portátiles, por lo que, se prevé que el llamado “oro del futuro” se mantenga en el top de los recursos más requeridos durante los próximos años.

Bloomberg New Energy Finance estima que las ventas anuales de baterías hechas de iones de litio podrían llegar a tener un valor de 100,000 millones de dólares para 2029 y cerca de 116,000 millones de dólares para 2030.

Por ello, los países que tienen reservas de litio —entre ellos, varios países de América Latina— han comenzado a alistar diversas estrategias para potencializar las ganancias de este mineral en beneficio de sus economías internas.

En este escenario, se encuentra México que, recientemente, descubrió uno de los yacimientos de litio más grandes del mundo. Según Mining Technology, los Estados Unidos Mexicanos lideran la lista de países con las mayores reservas de dicho mineral al contar con un depósito —ubicado en Bacadéhuachi, Sonora— de 243,8 millones de toneladas de reservas probadas y probables.

 

El litio en la etapa posterior a la pandemia

En febrero de 2020, el subsecretario de Minería, Francisco Quiroga, dijo que después del hallazgo del yacimiento en Sonora diversas compañías internacionales mostraron interés por iniciar proyectos para la explotación del litio mexicano.

Con la pandemia por COVID-19 parecían haberse detenido las operaciones mineras, pero no es así pues el proyecto Sonora Lithium continúa. En éste, la empresa británica Bacanora Lithium y la china Ganfeng Lithium invertirán alrededor de 420 millones de dólares.

Sonora será una operación a cielo abierto que se propone desarrollar en dos etapas, y la primera tendrá una capacidad de producción de 17.500 toneladas anuales de carbonato de litio. La segunda etapa duplicará la capacidad de producción a 35.000″, indica el informe llamado Las 10 minas de litio más grandes del mundo.

De acuerdo con Oliver O’Donnell, director de investigación de VSA Capital, la industria del litio se podría beneficiar en la etapa posterior a la pandemia en la medida en la que se busque una recuperación económica basada en alternativas verdes que, a su vez, impulse el mercado de los vehículos eléctricos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here