Compartir

– No creo que el hecho de dejar de pagar los parquímetros en San Pedro sea una motivación para adquirir un vehículo híbrido

Editorial: Juan Gerardo Porras Rodríguez/ Vitrinanews

Al revisar notas de prensa de campañas, hubo una que me llamó la atención, concretamente de la candidata del PAN a la alcaldía de San Pedro Garza García, Rebeca Clouthier Carrillo, en el sentido de exentar del pago de parquímetros a los propietarios de carros híbridos.

Esto lo dijo en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, y claro está, en el contexto de que en ese municipio habitan personas de alto poder adquisitivo.

Mi primera reacción fue de sorpresa e incredulidad, puesto que no creo que el hecho de dejar de pagar los parquímetros en San Pedro sea una motivación para adquirir un vehículo híbrido.

Chevrolet Volt EV.

No se trata de criticar la intención de la candidata albiazul, pues finalmente lo que busca es que exista menos contaminación a causa de los vehículos, sino de ver el fondo del problema en el municipio en cuestión.

A mí parecer, el problema de contaminación ambiental se intensifica con el crecimiento desmedido del desarrollo inmobiliario en San Pedro Garza García. Con vialidades que no soportan la cantidad de vehículos de la gente que acude a laborar a los grandes edificios, es lógico que aumente la contaminación.

Es una exigencia de una parte de la población de sampetrinos que exista mayor planeación urbana y no se aprueben desarrollos en zonas donde la densidad ya no da para más. Sin embargo, éstos se siguen aprobando.

En administraciones municipales pasadas, ha habido algunas propuestas, como la de incentivar el uso de bicicletas a través de corredores de plazas públicas, pero esto solo funciona para la gente que va a hacer ejercicio, no para quienes se transportan hacia su lugar de trabajo.

A reserva de la opinión de los expertos, de quienes se deberían apoyar las autoridades o candidatos al momento de lanzar sus propuestas, una apuesta lógica es promover efectivamente el uso del transporte público, o incluso privado, como lo hacen en parques industriales de Apodaca, Escobedo u otros municipios.

Hay que recordar que gran parte de los empleados que laboran en San Pedro en los grandes corporativos dentro de los edificios proviene de otros municipios de la zona metropolitana, que bien podrían dejar de usar sus vehículos si se les ofrece una posibilidad atractiva para transportarse.

En fin, creo que propuestas sobran y muchas pueden ser viables, sin embargo, lo que es importante es que se aborden las problemáticas desde un punto de vista integral y no solo ideas sacadas de la manga que no puedan beneficiar a la mayoría de la población.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here