Compartir

El legislador federal del PRI, Juan Francisco Espinoza Eguía, planteó reformas para evitar la contaminación del agua

Ciudad de México.- Vitrinanews

La mitad de las aguas negras en el país se descarga a los ríos o arroyos, situación que afecta a las poblaciones aledañas y aumenta el riesgo de que puedan enfermar de algún padecimiento gastrointestinal, señaló el diputado federal del PRI, Juan Francisco Espinoza Eguía.

Indicó que en México existen dos millones de mexicanos que carecen de agua y seis millones la reciben cada tercer día o una vez a la semana, además de que de acuerdo con estadísticas de la Comisión Nacional del Agua,  de un total de 653 acuíferos, 144 están sobreexplotados, y de las 731 cuencas hidrológicas, 104 presentan grave deterioro.

El Grupo Parlamentario del PRI votó a favor de las reformas a los artículos 88 Bis y 120 de la Ley de Aguas Nacionales,  a fin de garantizar a la población disponibilidad de agua y evitar la contaminación del vital líquido, a través de un incremento en las multas en casi un 30 por ciento de su valor, a quien emita descargas de aguas residuales y no cumpla la norma permitida, sean personas físicas o morales.

Al fundamentar el dictamen, en nombre de los legisladores de PRI, Juan Francisco Espinoza Eguía explicó que el acceso al agua es fundamental  para el bienestar humano y social, la salud ambiental y  el desarrollo económico del país.

“Requerimos agua para el consumo humano pero también garantizar las reservas hídricas en niveles adecuados y  ello nos obliga a tomar medidas para evitar sea contaminada o desperdiciada” expuso el legislador priista.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here