Compartir
No son detenidos, son personas que fueron trasladadas en patrullas de Escobedo.

Autoridad orilla a cientos de ciudadanos a utilizar taxis o vehículos particulares y arriesgarse de más en las vialidades

 

Juan Gerardo Porras/ Vitrinanews

A pesar de que en teoría es más seguro viajar en un camión urbano durante la lluvia que en un automóvil particular, taxi o Uber, el gobierno de Nuevo León consideró como una buena solución suspender el servicio público de pasajeros la tarde del domingo ante el paso de la tormenta tropical “Hanna”.

Aunque las autoridades no dieron una explicación clara del porqué de esa decisión, se puede inferir que el motivo era evitar que la gente saliera a la calle ante la torrencial lluvia que caía.

Sin embargo, lo que el gobierno estatal en realidad provocó fue que cientos de personas que necesitaban trasladarse por algún asunto importante (no para pasear o hacer una visita social), se quedaran esperando su camión y tuvieran que abordar un taxi, Uber, o su automóvil.

Otros, que iban de regreso a su casa y la medida les llegó de imprevisto, tuvieron que caminar o hablar a algún familiar para que pasara por ellos.

Este hecho resultó contraproducente, pues los automóviles son más susceptibles a quedarse varados en las avenidas anegadas, en comparación con los grandes camiones urbanos.

Fue así que cientos de automóviles se quedaron tirados, con el riesgo implícito para sus ocupantes, y eso se pudo corroborar cuando las autoridades de algunos municipios tuvieron que rescatar a varias personas.

En Santa Catarina rescataron a una pareja que viajaba en un automóvil, el cual se inundó, mientras que en Escobedo pasó lo mismo con el conductor de un Uber y su pasajera, cerca del canal en el cruce de las avenidas Santa Bárbara y Los Pinos.

Alrededor de la 21:00 horas, la Proxpol escobedense auxilió a un conductor de la aplicación Didi y su pasajero, quienes fueron arrastrados por la corriente de Vía a Torreón y Las Torres.

Tan solo en Escobedo, la autoridad informó que apoyaron a 52 conductores varados y ofreció traslado a unos 200 ciudadanos que resultaron afectados por la suspensión del transporte urbano.

En contraparte, se pudo corroborar que algunas unidades de Fuerza Civil hicieron caso omiso a la petición de ciudadanos de ser auxiliados para llegar a otro destino.

Para este lunes se tiene contemplada la suspensión del servicio público de pasajeros, puesto que, a los ojos del gobierno del estado, esto evitará que la gente salga a la calle.

 

Cierre de empresas

Casi a las 10 de la noche, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón informó a través de su cuenta de Twitter que había decidido la suspensión de empresas con actividad esencial que estaban habilitadas ante la pandemia de covid-19.

De igual forma, las oficinas de gobierno quedaban cerradas hasta nuevo aviso.

“Me encuentro en estos momentos con personal de la CONAGUA, y me informan que las lluvias continuarán el día de mañana con la misma intensidad.  Por tal motivo he decidido que este lunes no será conveniente realizar actividades de gobierno, así como actividades de las empresas esenciales que actualmente estén activadas por el #COVID19 y que tampoco esté en operación el transporte público.

“Las condiciones no son favorables y no habrá condiciones seguras de circulación; el riesgo es mucho. Creo que es lo más prudente para evitar poner en riesgo a la población.

Sigan al pendiente de las redes oficiales de @PC_NuevoLeon y manténganse informados.

Ante cualquier emergencia pueden llamar al 9-1-1. Estas mismas condiciones de lluvia intensa continuarán mañana por la mañana”, escribió en su cuenta de Twitter.

 

Desaparecidos

Hasta la madrugada del lunes, un niño y dos adultos permanecían desaparecidos tras haber sido arrastrados por la corriente en diferentes hechos, en Guadalupe y Monterrey.

El caso del menor ocurrió desde la tarde del sábado, cuando el niño cayó al arroyo Topo Chico, en Monterrey.

Otro suceso fue en el cruce de la avenida Eloy Cavazos y Monterrey, en el municipio de Guadalupe, cuando un hombre de unos 30 años intentó cruzar y fue arrastrado por la corriente.

El tercer caso se dio en la colonia 15 de Septiembre, en el sur de Monterrey, donde una persona fue incluso captada en video cuando el agua se lo llevaba. La búsqueda continuaba hasta la madrugada del lunes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here