Compartir
Don Horacio Alvarado Ortiz y su hijo Eduardo Alvarado Ginesi. Foto tomada de Facebook

“Si nosotros conocemos nuestras raíces y las queremos, aprendemos a ser más auténticos, más nosotros”, expresó en cierta ocasión una entrevista

 

Juan Gerardo Porras/Vitrinanews

Horacio Alvarado Ortiz, pionero de la televisión en Monterrey, conductor de exitosos programas, como Reportajes de Alvarado y Nuestra gente, en los que se difundían las tradiciones en los municipios de Nuevo León, murió a los 95 años.

Fue su hijo, el también periodista, quien conducía con su padre el programa Reportajes de Alvarado y que después continuó por su cuenta con la transmisión, Eduardo Alvarado Ginesi, quien dio la noticia en redes sociales.

“Con profundo dolor y tristeza les comunico a ustedes que acaba de morir mi padre. Se fue el último de los pioneros de la televisión regiomontana. Gracias a ustedes por tanto cariño que le dieron”, expresó Alvarado Ginesi.

Al nacer el Canal 3 XEFB TV, en 1958, Alvarado Ortiz, junto con Jesús Garza Hernández don Chucho, condujo el Noticiero de las 10, según comentó en una publicación el cronista Leopoldo Espinosa Benavides.

También estuvo en el programa Nuestra gente, en el que hacía entrevistas con personas de todos los municipios de Nuevo León para dar a conocer sus costumbres, gastronomía y otros aspectos de los pueblos.

En una entrevista con el cronista Celso Garza Guajardo, plasmada en un trabajo para la UANL de Dinorah Zapata, Horacio Alvarado Ortiz platicó sobre dicho programa.

“La idea es una y la he dicho ya millones de veces: si nosotros conocemos nuestras raíces y las queremos, aprendemos a ser más auténticos, más nosotros, y como tenemos los ejemplos muy vivos desde los fundadores que insistieron —a pesar de las adversidades— en fundar poblado y de seguir adelante, nunca desmayar en esto; yo pienso que todo nuevoleonés debe conocer, comprender, querer y también participar de esto de su origen”, comentó en esa ocasión don Horacio.

En esa entrevista platicó que cuando terminó el programa Nuestra gente, después de haber recorrido los 51 municipios, don Mario Quintanilla  lo abordó para preguntarle:  “¿Y ahora qué va a hacer?”.

“Yo le comenté, la gente es tan buena en Nuevo León que es necesario dar a conocer ejemplos de nuestra gente; le gustó la idea y me autorizó a hacer un programa con el perfil humano, lo titulé El perfil de un hombre.  Ahí presentaba a nuevoleoneses ilustres, explicaba cómo surgió, por ejemplo, para llevar más verduras y ganar más dinero, entonces se le ocurrió hacerle una ampliación a la troquita; otro vendedor, al darse cuenta que trasladaba el doble de la mercancía, le pidió que le hiciera una camioneta igual; la hizo y otras personas le pidieron lo mismo y así don Gregorio se convierte de vendedor de frutas en un carrocero; de ahí surgió una industria tan extraordinaria como es ésta de los motores donde hacen autobuses y que ya tiene infinidad de otras divisiones; ese era el ejemplo de un regiomontano que debíamos dar a conocer.

“Otros casos eran los de don Eugenio Garza Sada; don Pablo Livas; Serafín Peña; incluso también presentamos a la profesora Cruz Robledo, extraordinaria educadora a nivel secundaria; el padre Roberto Infante y su Comedor de los Pobres, ilustre nuevoleonés porque tiene una trayectoria tremenda en 30 años o más de darle alimento al necesitado”.

En Reportajes de Alvarado, el periodista continuó con su labor, siempre difundiendo las tradiciones de Nuevo León. Este programa se transmitió por años en lo que ahora es Televisa Monterrey y después, a la par en TV Nuevo León o Canal 28.

El tema de la gastronomía fue uno de los más recurrentes en el programa, al grado de entrevistar a la famosa Tía Lencha, creadora de su famoso machacado con huevo; a hablar del origen del cabrito, de las glorias de Linares, el turco de Santiago, entre muchos otros platillos regionales.

“Y me encontré con que teníamos platillos que yo jamás había escuchado, por ejemplo la Patagorría, el pelío, el cuajo, pero no el cuajo como un cortadillo condimentado, sino el de tripa, el que lleva las asaduras adentro. Comencé a preguntar las recetas, a archivarlas y me encuentro con que Nuevo León tiene muchos platillos, como las agujas, el diezmillo, el platillo de la carne seca, el machacado con huevo, y así comienza uno a formar una serie de platillos que nos representan”, expresó en la entrevista con Celso Garza Guajardo.

El cronista Héctor Jaime Treviño expresó en una publicación que la actividad de Alvarado Ortiz no se limitó al campo televisivo, pues se propuso promocionar la raigambre norestense por medio de impresos fundando la revista Nuestra gente, con valiosas colaboraciones de destacados historiadores, cronistas y otros intelectuales.

Destacó que en 1988, creó Prodicune, fundación cultural Pro-Difusión de la Cultura Nuevoleonesa, Asociación Civil, para continuar con la ardua tarea, de difundir y promocionar las raíces, modos de vida y demás aspectos de la región.

“Reportajes de Alvarado consolidó a su creador como uno de los más conspicuos difusores y defensores de la cultura norestense, permitiéndole cosechar diversas preseas e integrar una de las videotecas más importantes en la historia de la televisión regiomontana, cuya conservación merece la atención del gobierno del estado o de algún mecenas de la iniciativa privada”, puntualizó Treviño.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here