Compartir

El peso mexicano tuvo una semana ligeramente positiva, moviéndose al son de las expectativas sobre la aprobación o no de mayores estímulos económicos-fiscales en EUA. Sin lugar a dudas este tema seguirá generando volatilidad en los mercados financieros en el muy corto plazo

 

CIbanco/Ciudad de México

Una semana de menos a más para los precios de los activos financieros, donde el tema central para los inversionistas fueron las noticias relacionadas con las negociaciones en EUA para aprobar un nuevo paquete de estímulos económicos-fiscales.

Aunque por momentos Trump se levantó de la mesa de negociación para un paquete amplio de apoyos y la dejaba para pasada las elecciones presidenciales, el optimismo regresó después de que el propio Trump primero abrió la puerta a un acuerdo parcial  con apoyo a familias desempleadas y ayudas a aerolíneas y pymes y después reviró y estuvo a favor de negociar un acuerdo amplio.

El tema de la salud del presidente Trump también generó episodios de volatilidad en los mercados. Localmente, lo más relevante fue la cifra de inflación de México y el paquete de infraestructura anunciado por el presidente López Obrador.

A inicios de la semana pasada, el presidente de EUA dio la orden para que su partido rompa las negociaciones que se llevaban a cabo en el Congreso para sacar adelante un nuevo plan de estímulos económico-fiscal.

El acercamiento entre republicanos y demócratas dejaba resquicio para cierta esperanza a que se lograra un acuerdo en el muy corto plazo. La aprobación inminente de un plan de estímulos para paliar los efectos del coronavirus en Estados Unidos ha sido una de las principales razones que ha impulsado los mercados financieros en las últimas jornadas.

La molestia de Trump se dio por la falta de avances en la convergencia del monto total de los estímulos. Mientras los demócratas siguen enrocados en los 2.2 billones de dólares, la propuesta de la Casa Blanca es de sólo 1.6 billones de dólares, aunque al final la subieron a 1.8 billones.

La cancelación de las negociaciones es tan solo una de las muchas contradicciones a las que nos tiene acostumbrados Trump. Posteriormente, el mandatario estadounidense volvió a urgir al Congreso través de su perfil de Twitter que apruebe cuanto antes ciertas medidas incluidas en el nuevo plan de estímulos. Y al final de la semana, Trump fue convencido de nueva cuenta para negociar un acuerdo completo como lo proponen los demócratas. Esto último desató el optimismo en los mercados financieros y permitió consolidar las ganancias semanales. Las principales bolsas de valores concluyeron su mejor semana desde julio pasado y el peso mexicano se apreció hacia $21.15 spot.

Sin embargo, dado que la oposición más fuerte hacia el nuevo paquete de apoyos se encuentra en el Senado (los republicanos están en contra de aumentos fuertes en gasto público), luce muy difícil concluir una negociación de forma exitosa antes de fines de octubre. Otro obstáculo para una conclusión favorable son los constantes ataques entre Trump y la líder demócrata, Nancy Pelosi. Ambos están cuestionando públicamente la estabilidad mental del otro.

Los mercados financieros estuvieron también muy pendientes de la salud de Trump por su posible efecto en la campaña electoral y en la votación del próximo 3 de noviembre. Se temía que, en caso de que el presidente de EUA empeorara, se levantara un periodo de inestabilidad, mayor del previsto. El hecho de que Trump haya dejado el hospital tranquiliza al mercado. La normalidad vuelve a imponerse y la falta de incertidumbre siempre es buena. La campaña electoral retoma su marcha. En este sentido, el único debate entre el vicepresidente Mike Pence y la senadora Kamala Harris fue más tranquilo, claro y disciplinado que el resentido y caótico debate presidencial de una semana antes (entre Trump y Biden).

El debate giró en torno a la gestión de la pandemia del coronavirus por parte de Donald Trump. La confrontación parece poco probable que altere la dinámica de una carrera que las encuestas de opinión muestran que Biden está ganando a menos de cuatro semanas de las elecciones del 3 de noviembre. Por su parte, recién se anunció que el próximo debate presidencial será virtual (15 de octubre); la respuesta de Trump es que no participaría bajo ese formato.

En México, la inflación resultó más baja de lo esperado en septiembre y se ubicó en 4.01% anual (menor a la inflación de agosto), con lo que refuerza la expectativa que Banxico bajará su tasa de fondeo por lo menos 25 puntos base más antes de que cierre el año.

Por último, el presidente López Obrador, en conjunto con el Consejo Coordinador Empresarial, anunció un Paquete de Infraestructura consistente de 39 proyectos con un monto total de inversión por 297.3 mil millones de pesos. Los sectores en los que recaerán estos proyectos son: Comunicación y Transporte (carreteras, ferrocarriles, puertos), Energía (transporte y almacenamiento de hidrocarburos, transformación industrial de hidrocarburos), Turismo, Agua potable, Saneamiento y Medioambiente. El anuncio es positivo para el país porque implica un posible cambio en la tendencia negativa de la inversión. Sin embargo, no son proyectos nuevos (en su mayoría son aquellos que enfrentaban trabas en su realización), ni consideramos sean suficientes para romper con la perspectiva de lenta recuperación económica para los próximos años.

El peso mexicano tuvo una semana ligeramente positiva, moviéndose al son de las expectativas sobre la aprobación o no de mayores estímulos económicos-fiscales en EUA. Sin lugar a dudas este tema seguirá generando volatilidad en los mercados financieros en el muy corto plazo. Los inversionistas ya descontaban un acuerdo completo en el corto plazo, por lo que estas acciones sectoriales y parciales es algo favorable, pero no el escenario óptimo. Por eso es que a pesar de la mejora de hoy en los precios de los activos de mayor riesgo, todavía no refleja del todo el optimismo de inicio de semana.

 

Principales referencias económicas y eventos de la semana

La atención de los mercados financieros seguirá enfocada en el tema de la negociación del paquete de estímulos económicos-fiscales en EUA. Además, será importante el tema del Brexit (vence el plazo para alcanzar un acuerdo comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea) y el inicio de la temporada de reportes corporativos del 3T20. Al respecto se espera que las empresas que cotizan en bolsa en EUA reporten resultados débiles, pero con algunas mejoras secuenciales respecto a las fuertes caídas del 2T20:. ingresos (ventas) -4.5% y utilidades -21.7%.%; en México los ingresos totales aumenten 1.5% y el Ebitda crezca 1.1% (ambos en su comparativo anual).

Adicionalmente, en EUA se publicará de septiembre: precios al consumidor y productor, ventas al menudeo y producción industrial; de octubre: índice manufacturero de Nueva York y sentimiento del consumidor medido por la Universidad de Michigan; así como el cambio en inventarios de petróleo.

En Europa, conoceremos producción industrial de agosto y la inflación de septiembre; de Alemania, confianza del inversionista medida por el grupo ZEW (Percepción económica y situación actual)  de octubre. En Asia, de China, exportaciones de septiembre y de Japón, producción industrial de agosto. En México, se dará a conocer la producción industrial de agosto.

 

Expectativa para el tipo de cambio

El peso mexicano buscará acercarse al psicológico de $21.0 spot, dependiendo de la evolución en la negociación del paquete de estímulos económicos y fiscales en EUA. El tiempo se agota para que este acuerdo se alcance antes de las elecciones presidenciales, por lo que es de esperarse que los acercamientos entre las Partes negociadoras se intensifiquen. Con relación al tema electoral en EUA, después del rechazo de Trump a participar en el segundo debate presidencial el cual se realizaría de forma virtual, a medida que se va consolidando la ventaja del demócrata Biden en algunos Estados clave, esto evitaría un resultado ajustado que derivaría en conflictos judiciales y recuentos, lo que terminaría siendo benéfico para los mercados financieros, en particular el cambiario mexicano. Por su parte, el tema del Brexit vuelve a ser foco de atención, ya que se vence un nuevo plazo (15 de octubre) para alcanzar un acuerdo comercial que permita una salida ordenada del Reino Unido de la Unión Europea.

La situación del Brexit se revisará en la reunión de esta semana de la Comisión Europea. Por otro lado, las cifras económicas en EUA y China servirán para evaluar la recuperación económica de cierre al tercer trimestre del año, destacando las ventas al menudeo, producción industrial y exportaciones. Por último, el inicio de la temporada de reportes corporativos en EUA generalmente se traduce en episodios de volatilidad y medición del riesgo, dependiendo de si superan o no lo esperado por el mercado. Con ello, durante la semana la moneda mexicana podría fluctuar entre los $21.05 y $21.60 spot.

 

Expectativa para las tasas de interés

En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar una baja o mantenerse sin cambios; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre $21.05 y $21.60 spot.

La tasa de CETES a 28 días aumentó en 8 puntos base a 4.26%,. Este nivel parece indicar que el mercado, al menos por el momento, no contempla un nuevo
recorte de tasas de interés por parte de Banxico. Por su parte, la tasa de bonos de largo plazo (10 años) en México registró un ligero retroceso.

 

El peso mexicano tuvo una semana positiva, muy influenciado por las noticias relativas a la negociación del paquete de apoyos económicos-fiscales en EUA. La moneda regresa al terreno de apreciación y aunque intentará romper el psicológico de los $21.0, la volatilidad seguirá presente por el tema electoral en EUA.

 

El euro tuvo una semana de ganancias frente al dólar., en medio de un retroceso generalizado del dólar frente a la mayoría de las monedas en el mundo.

 

Economías emergentes en el mes.

 

Economías emergentes en el año.
La Bolsa Mexicana de Valores registró una semana favorable, sobre todo por las fuertes ganancias de las dos últimas sesiones, en medio del renovado optimismo sobre una posible aprobación de un paquete de estímulos económicos y fiscales en EUA.
Mercado de capitales
Mercado de capitales

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here