Compartir

 Dr. Gary Small, miembro del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife Nutrition

Durante la pandemia de Covid-19, las personas que se encuentran refugiadas y realizan el distanciamiento social están viendo una gran cantidad de noticias que las están llevando a experimentar fatiga, tanto emocional, física y mental.

Según una encuesta reciente, el 88% de las organizaciones han alentado o requerido que el personal trabaje desde casa y el aislamiento social resultante puede elevar los niveles de estrés.

Hoy en día, nuestra salud mental deber ser una prioridad. Reconocer el estrés en nosotros mismos y saber cómo manejarlo es particularmente importante, porque el estrés crónico amenaza nuestro bienestar y debilita la capacidad del sistema inmune para combatir las infecciones. El estrés también puede tener un impacto negativo en la salud física y mental.

 

Puedes influir en tu estado mental

Con el tiempo, nos hemos convertido en seres sociales, rodeados de familiares, amigos y grupos afines a nuestros intereses, los cuales nos ayudan a lidiar con los factores estresantes de la vida y controlar nuestra salud mental. Aunque ahora estamos en la era digital, donde la tecnología nos permite mantenernos conectados, todavía buscamos la interacción humana, involucrando el tacto y las reuniones en persona, para mantenernos mentalmente saludables.

Estos tiempos son inciertos, algunos podemos sentir estrés y preocupación a medida que las tasas de desempleo se disparan y las preocupaciones de salud aumentan.

Una encuesta de Gallup de 2018 reveló que el 55% de los sujetos encuestados dijo experimentar estrés, casi el 45% informó que se preocupaba mucho y el 22% señaló que experimentó enojo. Hoy estamos encerrados en casa tratando de comprender y responder a una avalancha de información proveniente de autoridades y organizaciones médicas. No es sorprendente que muchos de nosotros experimentemos ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental. Aunque es importante mantenerse conectado y actualizado sobre los eventos actuales, estar atento a los nuevos informes a lo largo del día puede crear una mayor sensación de miedo y ansiedad. Sin embargo, hay formas de lidiar con el estrés para manejar esos sentimientos y reducir las preocupaciones.

Todos reaccionamos al estrés de manera diferente, por lo que es importante recordar que lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. A continuación, uno consejos para afrontar y controlar los niveles de estrés durante el mandato esta cuarentena:

 

  • Identificar señales de estrés. Rechinar los dientes, aumento de peso, dolores de cabeza y cambios de humor, dolor de espalda y cuello; además de pasar noches sin dormir, son señales de estrés. Identificar estas señales lo ayudará a saber cuándo es el momento de practicar algunas estrategias para reducir el estrés.

 

  • Conoce los factores desencadenantes. Si estás trabajando desde casa o viendo las noticias y te sientes ansioso, irritado o con dolor de cabeza o dolor de cuello, ese es el momento de levantarte y desconectarte. Dar un paseo, escuchar música o encontrar un lugar tranquilo para relajarte puede ayudar a restablecer nuestro estado mental y volver a abordar las tareas del día.

 

  • Desconectarse diariamente. Programa horarios regulares durante el día para tomar descansos, para trabajar, para mirar, leer o escuchar noticias, incluidas las redes sociales. Estar conectado las 24 horas del día puede provocar tensión mental y ansiedad. Tómate el tiempo para relajarte y participa en actividades que rompan la monotonía del día. Conectarte con personas de confianza para hablar sobre nuestros sentimientos también ayuda a mejorar el estado de ánimo.

 

  • Encuentra una salida creativa. Busca pasatiempos que disfrutes o encuentra una nueva actividad. Cambiar tu enfoque en algo novedoso puede ayudar a relajarte y sentirte lleno de energía. Considera realizar una nueva receta de cocina, caminar, limpiar o participar en un entrenamiento en línea para reducir el estrés para sentirte más fresco.

 

  • Respira para relajarte. La respiración natural involucra el diafragma. Cuando respiramos con el diafragma, nuestro estómago se extiende a medida que inhalamos y se aplana cuando exhalamos. Después de un tiempo, nos olvidamos de respirar correctamente y tendemos a usar nuestro pecho y hombros, lo que puede provocar respiraciones cortas y superficiales, lo cual aumenta el estrés y la ansiedad. No hay tiempo como el presente para comenzar a trabajar en nuestra respiración. Para comenzar, busca un lugar tranquilo para acostarte. Coloca una mano sobre el pecho y otra sobre el estómago. Cuando estés listo, inhala lentamente. Debes sentir que tu estómago se expande y, cuando exhalas, tu pecho debe descender. Practica la respiración de relajación durante 20 a 30 minutos diarios para reducir tus niveles de ansiedad y propiciar un estado de calma.

 

  • Mueve tu cuerpo. Mantente activo. Realiza una actividad recreativa que disfrutes. El ejercicio aumenta la salud en general y la sensación de bienestar y es una excelente manera de combatir el estrés. Cuando hacemos ejercicio, producimos endorfinas, sustancias químicas en el cerebro que ayudan a reducir la percepción del dolor y mejorar el estado de ánimo. El ejercicio regular también ayuda a mejorar la calidad del sueño, lo que a su vez reduce el estrés y la fatiga. Puedes descargar alguna aplicación de ejercicios y busca realiza 10,000 pasos por día. Establecer una meta ayudará a mantenernos motivados y nos dará una sensación de logro.

 

  • Mantente conectado. Mantenerse en contacto con la familia y amigos es fundamental. Podemos estar físicamente aislados, pero eso no significa que perder la conexión con los demás. Intenta comunicarte diariamente con personas que son importantes mediante las redes sociales, las videoconferencias o las llamadas telefónicas.

 

  • Mantén la rutina. En medio de los cambios que están fuera de nuestro control, debemos mantenernos constantes con las actividades de las que nos hacemos cargo. Si estás trabajando desde su casa, establezca tu rutina diaria. Actúa como si fueras a trabajar. Levántate a la hora que normalmente lo harías y vístete. No es necesario que use un traje de negocios, sino un atuendo informal. Además, delimita un espacio que será tu oficina donde no haya interrupciones, de esta manera te mantendrás más concentrado o concentrada. Además, recuerde tomar descansos regulares para relajarte durante todo el día. Muchas personas que trabajan desde casa tienden a permanecer pegadas a sus escritorios y son menos activas. Tomar descansos durante el día, te dará una sensación de control y normalidad en tu vida.

 

Es importante recordar que el estrés es común, reduce la productividad y amenaza el bienestar físico y mental. Estar informado y desarrollar técnicas de afrontamiento del estrés nos ayudará a manejar y ser más fuerte al final.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here