Compartir

“Como la única nación que sufrió un ataque nuclear, Japón debe persuadir al público mundial de que se una al espíritu de Hiroshima”, dijo Kazumi Matsui

 

Sputnik/Japón

El alcalde de Hiroshima, ciudad que fue víctima del primer bombardeo atómico hace exactamente 75 años, instó al Gobierno de Japón a adherirse al Tratado sobre la prohibición de las armas nucleares, firmado en 2017.

“Como la única nación que sufrió un ataque nuclear, Japón debe persuadir al público mundial de que se una al espíritu de Hiroshima. Para mejorar su papel como mediador entre los estados poseedores y no poseedores de armas nucleares, le pido al Gobierno de Japón que atienda el llamado de los sobrevivientes del bombardeo y se convierta en parte del Tratado sobre la prohibición de las armas nucleares”, declaró el alcalde Kazumi Matsui durante la tradicional ceremonia conmemorativa por la paz en Hiroshima.

Por su parte, el primer ministro Shinzo Abe reafirmó el rechazo de Japón a la producción, posesión o tenencia de armas nucleares.

“Fiel a los tres principios no nucleares, nuestra nación servirá de puente entre países que toman diferentes posiciones, y perseverará en llamarles al diálogo y a la acción. Al hacerlo, lideraremos los esfuerzos de  la comunidad global para lograr un mundo sin armas nucleares”, aseguró Abe.

Alrededor de 800 personas procedentes de 80 naciones, entre ellas los sobrevivientes del bombardeo atómico, ‘hibakusha’ como se les llama en Japón, asistieron a una ceremonia conmemorativa en Hiroshima. La asistencia al evento se redujo este año a una décima parte del aforo habitual debido a la pandemia de coronavirus.

Toda la ciudad quedó en silencio a las 8:15 a.m., el momento exacto en que el lanzamiento de la primera bomba atómica por EEUU marcó un antes y un después hace 75 años.

Unos 140,000 habitantes de Hiroshima, de una población que en 1945 se estimaba en 350,000, murieron como resultado de aquel bombardeo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here